Home La obra Los libros Los autores Qué queremos Diálogo Contacto Derechos English
ARTÍCULO 1

Fundamentos teóricos del "modelo de ser humano"

1. INTRODUCCIÓN

 

En la primera parte de la obra Del autómata al ser consciente se presenta un modelo de ser humano que va evolucionando a lo largo de los sucesivos capítulos, tal como se muestra en la siguiente secuencia de imágenes:

 


Se empieza presentando un esquema del autómata (Figura 1): un triángulo donde se muestran sus tres elementos básicos: ego, mente y cuerpo. Luego se explica que cada uno de ellos tiene tres componentes y los nueve elementos resultantes se plasman en el “eneagrama del autómata” (capítulo 10), pero no se abordan las razones por las cuales las conexiones entre elementos son las que se muestran (Figura 2).

 

Posteriormente (capítulo 14) se explica que el eneagrama es una simplificación de un modelo más complejo, compuesto por dos círculos/triángulos anidados (con un vértice común y seis elementos cada uno), en el que el segundo incluye al primero y aparece como evolución de este (Figura 3). Finalmente se llega al modelo del ser consciente (Figura 4), como resultado de una nueva anidación.

 

Es lógico preguntarse por las razones que llevaron a los autores a desarrollar este “modelo evolutivo”. El presente artículo trata de responder a esa hipotética pregunta.


2. UNA EVOLUCIÓN EFICIENTE


2.1 El modelo básico

 

En un organismo vivo (o sistema complejo equivalente), que funciona autónomamente con el objetivo básico de conservarse y desarrollarse/reproducirse, cabe distinguir (de forma arbitraria) tres elementos. El primero tiene como misión, partiendo del objetivo básico, fijar las metas que desean alcanzarse y actualizarlas en función de lo que vaya consiguiéndose y de lo que vaya pasando en el entorno. La misión del segundo elemento es la de determinar qué debe hacerse para conseguir la meta señalada e intentar que el “resto del organismo” (el tercer elemento) le obedezca.

 

Para mantener un paralelismo con la nomenclatura empleada en la obra de referencia, al primer elemento (al que impulsa/dirige) se le llamará ego (E); al segundo (al que conduce) se le denominará mente (M); y al tercero (al que ejecutacuerpo (C). En el robot de Isaac Asimov, el ego sería el software “director” en el que están grabadas las tres leyes de la robótica1; la mente sería (el resto de) su cerebro positrónico (el software “conductor”), encargado de decidir qué hacer y de ordenar al resto del robot que lo haga; y el cuerpo sería el del robot.

 

Para simplificar, se supondrá que el ego, la mente y el cuerpo se relacionan entre sí a través de elementos de entrada (IN) y salida (OUT)2. El modelo resultante puede representarse (mediante triángulos o círculos) de la siguiente forma:

 

Figura 5: El modelo básico

 

Como puede observarse, en el modelo no se han introducido las relaciones/conexiones “internas” existentes entre los diferentes elementos.

 

2.2 Evolución mediante anidación

 

Para ir perfeccionando sus productos, la evolución no suele empezar cada vez de cero. Construye sobre lo ya existente, modificándolo y ampliándolo paulatinamente, y repitiendo a niveles de complejidad creciente las estructuras básicas subyacentes. Es debido a este tipo de proceso que, en la naturaleza, la anidación y la fractalidad se encuentran con mucha frecuencia.

 

En la figura siguiente se representa un sistema con tres “niveles de complejidad”. Puede observarse cómo, si se agrupan los elementos de los dos primeros niveles, quedan los nueve elementos que caracterizan el “modelo básico” (figura 5); esto es lo que se muestra, también, en la figura 3.

 

Figura 6: El modelo “anidado”



 

De lo que se trata a continuación es de ver cuáles son las relaciones/conexiones entre los anteriores elementos mediante las que se completa el modelo.

 

2.3 Evolución eficiente

 

En la figura siguiente se presenta un modelo con sucesivas anidaciones y con las conexiones entre elementos que se consideran idóneas -por las razones que se expondrán a continuación- para que el sistema resultante sea lo más eficiente posible.

 

Figura 7: El modelo “final”

 

Aunque las conexiones mostradas en la figura anterior parecen complejas, obedecen a dos sencillos principios:

 

El primero es que cualquier nivel debe estar en condiciones de controlar al nivel inmediatamente inferior. En la práctica, esto significa que deben existir las conexiones E-INsup ➙ M-CPUinf ➙ M-INsup y M-OUTsup ➙ E-CPUinf ➙ E-OUTsup (véase la figura 7), mediante las que el nivel superior domina (utiliza o anula) las CPU del nivel inferior3 y puede obtener información a través de ellas.


El segundo es que el sistema debe ser lo más flexible posible. Para ello, tanto si se dan en el mismo nivel, como entre niveles, las conexiones entre sus elementos deben permitir que el sistema siempre pueda elegir entre procesar una señal (hacer que pase por una CPU) o no procesarla, en función de las circunstancias del caso4.

 

Las CPU de un mismo nivel solo están conectadas con sus elementos de entrada y salida. Esto choca, aparentemente, con la línea punteada que une las CPUs, tanto en la figura 7, como en las utilizadas en la obra de referencia. Esta línea es artificial y se ha introducido para mostrar de forma simplificada un proceso complejo, pero frecuente: la señal procesada por la M-CPU “vuelve atrás” para ser procesada por la E-CPU5, de la forma como se muestra en la siguiente imagen:

 

Figura 8: “Simplificación”


3. CONSIDERACIÓN FINAL

 

Como se ha mencionado antes, la única intención de los autores al elaborar este artículo ha sido la de mostrar los fundamentos del modelo de ser humano postulado y, de paso, explicar ciertas cuestiones que en la obra de referencia solo se habían abordado superficialmente. De hecho, probablemente, el “modelo final” no es tal, sino que es una simplificación de un modelo aún más complejo (¿elipses anidadas como representación bidimensional de toroides anidados (modelo manzana)?). En todo caso, los autores no pretenden profundizar más sobre el tema, aunque cualquier aportación al mismo siempre será bienvenida.


1 En este caso, el objetivo básico del robot no es la propia conservación y desarrollo, sino la de la humanidad a la que el robot sirve.
2 Sin perjuicio de que estos elementos tengan, además, otras funciones.

3 La parte impulsora del nivel superior alimenta y condiciona el trabajo de la parte conductora del nivel inferior, y la  parte conductora del nivel superior controla a la impulsora del nivel inferior.  O, más coloquialmente, el esclavo vive del alimento que le da su amo y el miedo a perderlo le impulsa a no apartarse de las instrucciones que este le ha dado, ya que si las incumple y el amo -que vigila- se da cuenta, puede quedarse sin comer. 

4 Que es como decir, si se tratase (por ejemplo) de un sistema o procedimiento para resolver un problema aritmético, que nunca se me obliga a utilizar la calculadora para hacer una operación cuyo resultado ya me sé ni se me impide utilizarla, en caso contrario.

5 Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando tengo un problema, al valorar (E-CPU) cuál de las opciones que se me ocurren (M-CPU) me gusta más.

COMENTARIOS
NUEVO COMENTARIO
Nombre
Email    
Comentario
Acceso Privado